Entradas

Beneficios de una auditoría energética

Gestionar eficientemente el gasto energético no es sencillo, por ello la mejor solución es realizar un análisis de raíz, es decir, realizar una auditoría energética.

Una auditoría energética es un estudio exhaustivo de los flujos de energía de un edificio, cuyo objetivo es detectar las oportunidades de ahorro y mejorar la eficiencia energética.

Tanto en hogares como en empresas, una auditoría energética es el primer paso para conseguir reducir el alto consumo energético y poder aprovechar cualquier potencial de ahorro energético y económico. A partir de entonces, se darán las propuestas de mejora para realizar las consiguientes acciones, teniendo en cuenta todas las posibilidades técnicas y económicas.

En el caso de las viviendas, realizar una auditoría energética permite conocer exactamente dónde se produce el mayor gasto de energía. En estos casos, no solamente se controla el consumo eléctrico, sino también la calefacción, la refrigeración y otros aspectos relacionados como el aislamiento y la ventilación. De esta manera, permite realizar cambios en el hogar para mejorar la eficiencia y el ahorro. Hay que destacar que el hecho de realizar una auditoría energética permite aumentar el valor de reventa de la propiedad.

Por otra parte, en el caso de las empresas, la realización de una auditoría energética es una magnífica inversión que consigue reducir los gastos de manera permanente. Mediante ella, es posible conocer concretamente qué procesos, acciones o recursos consumen más energía de la necesaria, así como medir el rendimiento de los equipos tecnológicos e instalaciones. De esta manera, se pueden planificar cualquier tipo de renovaciones, modificaciones o actualizaciones que sean necesarias para la mejora de la empresa.

Por consiguiente, se puede reducir fácilmente el coste de producción y asimismo la competitividad de la empresa. Por lo tanto, los beneficios de una auditoría económica se traducen siempre en un gran ahorro económico a largo plazo.

Klimfort y Cepsa, unidos para mejorar la competitividad de las empresas de manera sostenible

El pasado 13 de febrero tuvo lugar en el Centro de Recepción y Documentación del Puerto de Huelva, la Jornada “Cómo mejorar la competitividad de las empresas a través de una estrategia sostenible”.

Organizada por Klimfort Ingeniería e Instalaciones y Cepsa, con la colaboración de HuelvaPort y la Autoridad Portuaria de Huelva, la Jornada se centró en exponer en como las empresas pueden mejorar su competitividad implementando estrategias de ahorro energético.

Destinada a distintos técnicos de empresa y particulares que buscan reducir el consumo de electricidad en sus hogares, durante la Jornada se mostraron diferentes ejemplos de éxito en el ahorro energético y modelos que se pueden seguir para reducir el consumo en la factura de electricidad.

Para conseguir este objetivo y poder implementar acciones en la empresa, es fundamental la realización de un estudio previo y exhaustivo para optimizar el gasto, reducir costes y realizar una auditoría energética del inmueble y por supuesto, a través de energías renovables como la energía fotovoltaica.

Los asistentes de la Jornada tuvieron la posibilidad de comprobar que aunque el principal objetivo del ahorro energético es el ahorro económico, este no es el único beneficio conseguido, pues mediante una estrategia sostenible basada en las energías renovables, es posible evitar las emisiones de CO2 a la atmósfera y como consecuencia, reducir en su totalidad la contaminación que genera el propio consumo.

Las energías renovables son una apuesta segura para el futuro, no solo para mejorar la competitividad de las empresas, sino también para reducir el consumo de los particulares, ya que teniendo en cuenta la situación actual global, es fundamental elegir una energía sostenible como lo es la energía fotovoltaica, limpia e inagotable y afortunadamente muy abundante en nuestro país.